Un mundo tras el cristal

Por el 31 marzo, 2014

Un escaparate es como un sueño de la realidad que nos gusta, lo que se puede ver en ellos tiene relación siempre con la vida soñada o vivida y cuando uno se para a mirar en ellos disfruta de la composición, de recrearse en el culto al detalle en algunos de ellos, descubriendo universos paralelos que nada tienen que ver con el actual estado general de iun país donde la mayoría los mira pero no puede comprar nada de lo que en ellos se expone.

hay mucha gente que los mira. unos por simple gusto de recrear la mirada, los que pueden se llevan los productos que en ellos se encuentra y otros, una gran mayoría, como el niño del libro “las cenizas de Ángela” de Frank MacCourt (1996)

cinematografiado por Alan Parker (1999) que miraba en el escaparate del Naughton´s unos fish & chips envueltos en papel de periódico, esa cosa ya en desuso que casi no compra nadie ya, algo tendrán que ver los contenidos.

Como en ese escaparate, quizá hay gente que al leerlos sientan lo mismo que ese niño al ver la publicidad, cada vez más agresiva, mentirosa y frecuente que en ellos se puede ver.

Las ciudades también se pueden mirar así, como un escaparate. En la ciudad en que vivo se puede observar esto mismo, se puede observar una de las avenidas más bonitas y llenas de monumentos del mundo, con un Tranvía moderno y carril bici por toda la ciudad

y también observar en ella multitud de gente pidiendo o buscándose la vida por unas monedas con disfraces y montajes de todo tipo a pie de calle. de todas las edades. algunos con títulos universitarios, cada vez mas frecuentemente.

incluso en los fines de semana, si paseas por ella llena a reventar de turistas de todo el mundo, se pregunta a uno donde estarán los sevillanos, esos que ves de lunes a viernes.

Si te sales un poco de éste circuito de la ciudad turística, también se pueden observar, si uno se atreve otro tipo de escaparates como el de al lado del cementerio en el vacie o las chabolas en tablada, la devastación de las tres mil viviendas junto a la salida de Cádiz,

los iglúes de Torreblanca en la de Malaga y una sinfín de barrios trabajadores en los que nada tiene que ver con lo que se ve en un escaparate del centro, como ghetos.

depende siempre de donde se quiera mirar.

La suerte es que también, si uno es abierto de mente y espabilado de pies, se pueden ver escaparates por toda la ciudad de jóvenes con talento y con ganas que no se resignan a conformarse con la realidad actual, centros alternativos de cultura

y un magma que se está formando y que se forma siempre alrededor de la crisis mas abyecta e inmoral. ha ocurrido así siempre, el hambre dicen, agudiza el ingenio.

Los tiempos están cambiando, como cantó Bob Dylan, esperemos…luchemos, por que sea para mejor.

procuraré usar mi web para ponerlos todos, los bonitos, los feos, los que son,

los que veo.

cada uno luego que los mire con libertad, aunque se mira mejor de cerca que por una pantalla, quizá haya alguno que los reconozca por haberlo visto con sus propios ojos, escuchado con sus propios oidos…

no se mira tan bien como de cerca, lo demas se llama Facebook.

espero que en unos años no se nos quede a todos cara de libro y que, de ser así, sea por leerlos.

 

Pepe Ortega.

 

 

Share Button

Sobre Pepe Ortega

2 Comentarios

  1. Johna82

    23 junio, 2014 at 12:15 pm

    Good web site! I really love how it is easy on my eyes and the data are well written. I am wondering how I might be notified whenever a new post has been made. I’ve subscribed to your RSS which must do the trick! Have a great day! cdkegbddfade

    • Pepe Ortega

      28 junio, 2014 at 12:27 am

      Thanks, best regards!!

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>